Petróleo, paraísos fiscales y herencias: lo que esconde una empresa familiar de la ministra francesa de Energía

Collage_no-logo-minister-story-scaled.jpg

Leïla Miñano || ""
Leïla Miñano
Maxence Peigné || ""
Maxence Peigné
Mathias Destal || ""
Mathias Destal
Geoffrey Livolsi || ""
Geoffrey Livolsi
Manuel Rico || ""
Manuel Rico
7 noviembre 2022
Agnès Pannier-Runacher actuó en 2016 como representante de sus tres hijos menores para que pudieran participar en la creación de una sociedad que recibió una donación de 1,2 millones del padre de la ministra. El padre de la política francesa era entonces un alto ejecutivo de la petrolera Perenco y la donación consistió en acciones de tres fondos de inversión, uno de los cuales está domiciliado en Guernsey. La ministra destaca que no incluyó la empresa en su declaración de bienes porque la ley no le obliga a ello.
Desde la calle, el edificio residencial se parece a cualquier otro del acomodado distrito 16 de París. Sus ventanales y amplios balcones no dan ninguna pista de que aquí es donde tiene su sede una discreta empresa vinculada a Agnès Pannier-Runacher, ministra francesa de Transición Energética. 

La empresa se creó el 13 de julio de 2016 y se denomina Arjunem, palabra creada a partir de las iniciales de los nombres de los hijos de la ministra. La sociedad se montó para que el padre de Pannier-Runacher, entonces un alto ejecutivo de la petrolera Perenco, pudiese realizar una donación de 1,2 millones de euros a cuatro de sus nietos, entre ellos los tres hijos de la ministra.

Pannier-Runacher, una de las dirigentes más cercanas el presidente Emmanuel Macron, no informó sobre la existencia de la sociedad en las dos declaraciones que realizó como alto cargo ante el órgano oficial de velar por la transparencia de la vida pública en Francia (Haute Autorité pour la Transparence de la Vie Publique o HATVP).

Todos estos datos forman parte de una investigación periodística realizada por Investigate Europe (IE) y el digital francés Disclose, en la que infoLibre participa como único medio español.

A preguntas de IE y de Disclose, la ministra admitió que había actuado como “representante legal” de sus hijos en el momento de constitución de la empresa, pero aseguró que ellos solo eran los “nudos propietarios” de Arjunem, ya que su padre había mantenido el usufructo de los bienes donados. Además, destacó que no había desvelado la existencia de la compañía a la HATVP porque en la guía que reciben los altos cargos sobre cómo rellenar la declaración “se especifica que no es necesario declarar los bienes propiedad de los hijos, incluidos los menores”.

El hecho de que Pannier-Runacher sea ministra de Transición Energética y la donación haya sido realizada por un alto ejecutivo de una de las principales petroleras no cotizadas de Europa también puede plantear cuestiones sobre un potencial conflicto de intereses, según la ONG francesa Anticor.

1,2 millones de patrimonio en fondos

La hija y los dos hijos de Agnès Pannier-Runacher tenían 13, 10 y 5 años cuando el padre de la ministra creó Arjunem. Tal y como consta en documentos aportados a la escritura de constitución, el objetivo de Jean-Michel Runacher era donar 1,2 millones a sus cuatro nietos. Un esquema clásico en Francia para alguien que tenía 70 años en ese momento, puesto que tanto las donaciones a partir de esa edad como las herencias tras la muerte de una persona soportan mayores impuestos.

Paralelamente, Runacher creó una segunda empresa similar, denominada Antos, con acciones por valor de casi 600.000 euros, que transmitió a sus otros dos nietos, sobrinos de la ministra y que eran ya mayores de edad.

Cuando su padre creó Arjunem, el 13 de julio de 2016, Agnès Pannier-Runacher aún trabajaba en el sector privado y estaba a punto de unirse a la campaña presidencial de Macron. En las escrituras oficiales, firmó las autorizaciones que permitían a sus tres hijos convertirse en accionistas de la empresa. Suscribieron acciones por 10 euros cada uno, mientras que Jean-Michel Runacher aportó los 1,2 millones, cuya “nuda propiedad” ya ha sido transmitida a sus nietos.

Documentos que obran en poder de Investigate Europe y Disclose demuestran que el capital aportado a ambas empresas por Jean-Michel Runacher eran acciones en tres fondos de inversión, en los que también había invertido la petrolera Perenco. Dos de esos fondos operan desde los paraísos fiscales de Guernsey e Irlanda.

En concreto, se trata de fondos gestionados por las compañías Sciens Group, Marshall Wace y Millennium Management.

El primer fondo, llamado Blue Omega Cell, está constituido en Guernsey, un paraíso fiscal que estuvo en la lista negra de la Unión Europea hasta 2019. El segundo, MW Global Opportunities, está registrado en Irlanda, un país que varias ONG consideran un paraíso fiscal. En el caso del tercero, IE y Disclose no han podido localizar el subfondo concreto cuyas acciones se aportaron a Arjunem, pero sí han podido establecer que su gestor, Millennium Management, tiene su matriz en el estado estadounidense de Delaware, otro territorio de baja fiscalidad.

Todos estos productos financieros, que formaban el capital inicial de Arjunem, estaban depositados en Luxemburgo en CBP Quilvest, un banco privado que también fue utilizado en el pasado por los propietarios de Perenco.

A preguntas de IE y Disclose, Agnès Pannier-Runacher confirmó que sus tres hijos y uno de sus primos disponen de la "nuda propiedad" de Arjunem y sus inversiones, mientras que su padre mantiene el “usufructo” y gestiona los bienes de la compañía. La ministra asegura que sus hijos nunca han recibido dividendos de la sociedad. En pocas palabras, la ministra permitió a su padre regalar productos financieros a sus hijos y seguir gestionándolos en su propio beneficio.

Pannier-Runacher añadió que los impuestos sobre las donaciones se pagaron en Francia, pero se negó a comentar si los fondos operan desde paraísos fiscales o si invierten en combustibles fósiles, con el argumento de que sólo su padre podía responder a esas cuestiones. Jean-Michel Runacher no contestó a ninguna de las preguntas enviadas por correo electrónico, a pesar de que tanto la ministra como Perenco confirmaron que estaba al tanto de la publicación de este artículo.

Sciens Group y Millennium Management tampoco respondieron a la solicitud de comentarios. Marshall Wace declinó hablar sobre fondos de inversión específicos.

Las inversiones de Arjunem y Perenco

Los documentos consultados por IE y Disclose demuestran que en esos tres fondos concretos, cuyas acciones transmitió Runacher a Arjunem, también habían invertido sociedades financieras del grupo Perenco.

Para constituir Arjunem en 2016, Runacher adjuntó una serie de correos electrónicos entre él, ejecutivos de Perenco y representantes de Millennium, Marshall Wace y Sciens Group. En estos intercambios, Perenco solicitaba actualizaciones de la rentabilidad de sus propias inversiones en los tres fondos. Una cifra que Runacher necesitaba para establecer la valoración exacta de las acciones que iba a transmitir a Arjunem.

El 5 de julio de 2016, un directivo de Perenco envió un correo electrónico a Millennium en el que pedía "una estimación anticipada de la rentabilidad de nuestra cartera". Jean-Michel Runacher, que figuraba en copia en la respuesta, la remitió inmediatamente a su notario parisino para "finalizar" el registro de Arjunem. Repitió el mismo proceso para los fondos Blue Omega y MW Global Opportunities. En esta correspondencia también figuraba Finvest, una de las empresas de gestión de patrimonios de la familia Perrodo, dueña de Perenco. Operada desde los paraísos fiscales de Bahamas y Guernsey, Runacher fue durante años el principal ejecutivo de Finvest.

Jean-Michel Runacher ocupó, durante décadas, diferentes puestos de máxima responsabilidad en Perenco. Junto al fundador del grupo, Hubert Perrodo, ayudó al lanzamiento de la petrolera en los años 80 y contribuyó a su constante crecimiento. Fue nombrado sucesivamente director financiero y director general. Incluso después de dejar sus funciones ejecutivas, siguió siendo administrador de la compañía francesa del holding hasta 2020.

Contactado por IE y Disclose, Perenco declinó decir si el grupo sigue teniendo inversiones en los mismos fondos de inversión que Arjunem. El portavoz de la empresa aseguró que Runacher “no es accionista de ninguna sociedad del grupo Perenco" y que sólo "proporciona asesoramiento de vez en cuando".

Sin embargo, de acuerdo con los últimos documentos que constan en los Registros Mercantiles de Reino Unido y de Luxemburgo, el padre de la ministra sigue siendo director ejecutivo de BNF Capital, una gestora de patrimonio británica que pertenece a la familia Perrodo, y presidente del consejo de administración de Global Financial Investment SA, una sociedad financiera luxemburguesa relacionada con Perenco.

IE – Marta Portocarrero
IE – Marta Portocarrero

"Conflicto de intereses"

Agnès Pannier-Runacher, en sus respuestas escritas a IE y Disclose, aseguró que su participación en Arjunem no la pone en una situación de conflicto de intereses. "No tengo la vocación, y tampoco existe una obligación legal, de ser asociada a las actividades profesionales de mi padre", indicó. Además, destacó que desde que entró en el Gobierno jamás ha tratado con Perenco.

Pannier-Runacher considera que no existe "ninguna ambigüedad" respecto a que no tenía que declarar Arjunem a la Alta Autoridad para la Transparencia de la Vida Pública (HATVP por sus siglas en francés), ya que las inversiones pertenecen a sus hijos y son gestionadas por su padre. [Puedes leer aquí, en francés, las respuestas íntegras de la ministra al cuestionario enviado por los periodistas].

Sin embargo, esto no debería haber impedido a la ministra hacer una declaración voluntaria, según Béatrice Guillemont, directora de la ONG francesa anticorrupción Anticor. "El objetivo de la HATVP es prevenir y evitar posibles conflictos de intereses", explicó. "Y en este caso concreto, no hay duda de que la ministra está en un conflicto de interés. La ministra debería haber declarado la empresa en el apartado de 'observaciones' de su declaración en cuanto fue nombrada en 2018", cuando ocupó su primer alto cargo como secretaria de Estado en el Ministerio de Economía y Finanzas.

Cuestionada por IE y Disclose, HATVP, la alta autoridad, señaló: "La ausencia de obligación de divulgación no exime a un funcionario público de cuidar de prevenir y poner fin a las situaciones de conflicto derivadas de otros intereses indirectos que posea, como las actividades de los hijos u otros familiares". El organismo de control también subrayó que "presta especial atención a las infracciones de la probidad y puede, si es necesario, remitir un caso a los tribunales".

En el pasado, Pannier-Runacher tenía prohibido tratar con varias empresas en el marco de sus actividades ministeriales para evitar posibles conflictos de interés. Entre ellas destacan Bourbon, una armadora donde ejercía funciones directivas, y Engie, el mayor proveedor de electricidad de Francia, donde su entonces marido era ejecutivo. Sin embargo, Perenco nunca ha sido objeto de ninguna restricción.
_______
Esta investigación cuenta con el respaldo del fondo Periodismo de Investigación para Europa (IJ4EU, por sus siglas en inglés).

Recibe en tu correo historias de investigación de una Europa en movimiento.